Superposición del sitio

Fundación Dignidad presentó habeas corpus con la finalidad de salvaguardar la vida de una persona privada de la libertad

¿Los procesos de justicia responden a una ideología o son completamente imparciales?

El coordinador del área jurídica de la Fundación Dignidad, Roberth López, accionó un Hábeas Corpus que responde a lo ocurrido durante los “amotinamientos” y la violencia intracarcelaria del día 23 de febrero de 2021. Se presenta para garantizar la seguridad y protección del beneficiario, una persona privada de la libertad. Según redacta López, lo acontecido ha provocado niveles altos de estrés postraumático a las personas privadas de la libertad, “(…) entendiéndose una tortura psicológica”. La Unidad Judicial con sede en el cantón Latacunga aceptó parcialmente lo estipulado por el abogado Roberth López.

Hay que dejar en constancia las razones y motivaciones del hábeas corpus presentado. El Ab. Roberth López explica lo siguiente:

Resulta inaceptable en el plano de un contexto de custodia estatal como la cárcel, que las personas custodiadas, no se encuentren seguras desde su lugar de establecimiento; resulta inaceptable, que personas condenadas por delitos considerados menos graves, totalmente alejadas a las nociones que fundan la pertenencia a las bandas criminales, queden totalmente expuestas a dinámicas de violencia como las que se han reportado por los diferentes medios de comunicación y sin la presencia de ningún solo profesional de la psicología que les brinde contención integral para ayudarlos a sobrellevar este evento a todas luces traumático.

Frente a lo expuesto la Unidad Judicial aprueba de forma parcial, con desinterés y desgano, la acción. Se menciona lo siguiente,  “Se declara VULNERADO su derecho constitucional a la INTEGRIDAD FÍSICA, relacionado a la prestación del derecho a la SALUD MENTAL”. Sin embargo, no le otorgan protección física y niegan el traslado a otro centro, aludiendo que cada centro de rehabilitación tiene la capacidad de prestar atención y tratamiento psicológico. Esta decisión fue tomada sin reconocer las falencias claras del sistema carcelario con respecto a la protección física y psicológica.

La Fundación Dignidad espera que la situación de las personas privadas de la libertad no se encrudezca por la falta de entendimiento de los jueces y por el desinterés de la población frente a la vida misma.

 

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2021 Fundacion Dignidad. Todos los derechos reservados. | Intuitive por Catch Themes